2.16.2016

FENTY-YEEZY VS NEW DESIGNERS. ¿DE QUÉ LADO ESTÁS?

Lo mejor de Yeezy fue Naomi y su casting diverso. Lo otro, más de lo mismo. (Foto Getty)

La infaltable familia Kardashian dando la nota con su vestuario by Balmain y colaboración de Kanye. North está adorable. (Foto Getty)
Fenty for Puma (Foto Getty)

Fenty for Puma (Foto Getty)

Monse Fall 16 (Foto Getty)

Monse Fall 16 (Foto Getty)

Jaime King y Alison Brie con los diseñadores de Monse: Fernando Garcia y Laura Kim. (Foto Getty)

Sies Marjan fall 2016. Foto: Sies Marjan

Sies Marjan fall 2016. Foto: Sies Marjan

Sies Marjan fall 2016. Foto: Sies Marjan

Sies Marjan fall 2016. Foto: Sies Marjan

Sies Marjan fall 2016. Foto: Sies Marjan

Uno de mis looks preferidos. Sies Marjan fall 2016. Foto: Sies Marjan

Sies Marjan fall 2016. Foto: Sies Marjan

NYFW llegó de nuevo y con él, Kanye y todo el circo Kardashian. En un tiempo donde las reglas y procesos de la moda son más cuestionados que nunca, entre idas y cambios de diseñadores de las grandes casas que están "pasados" de tantas colecciones; aparecen ellos, los que Anna Wintour puso en la portada de Vogue: las celebridades. Estos personajes con millones de seguidores en instagram, conciertos multitudinarios y fama mundial. La diferencia es que ahora no solo venden revistas, sino que llenan la grilla del NYFW con sus propios desfiles. Este fue el caso (por 3era vez) de Kanye West con Yeezy for Adidas season 3 y de Fenty for Puma bajo el mando de Rihanna. Es puro marketing básico: una marca contrata a un famoso convocante que se apodera de toda la atención, invita a las mayores figuras de la industria y el mundo del espectáculo en sus primeras filas. ¿El resultado? Prensa múltiple. No importa que la ropa sea fea o que haga todos lo años lo mismo. Esto se multiplica cuando hablamos de la autoestima de Kanye West que está convencido que vino a salvar el mundo de la moda con su genialidad  y llena un Madison Square Garden para demostrarlo. Todo trae ruido y más ruido. Ni que decir que siempre están los fans que compran cualquier cosa que su ídolo venda. Todo esto para Adidas fue genial y lo puedo decir simplemente porque lo repitió tres veces. Esto no fue indiferente a la competencia y esto se mostró con la aparición de "Fenty" por Puma. Otra marca deportiva que pone a rodar la misma estrategia, con otro nombre pegajoso y una cantante súper carismática como Rihanna. Poco sabemos qué tanto tuvo que ver la cantante en el verdadero diseño de la colección o si es puro humo y pose de instagram, pero por lo menos se notó un trabajo serio detrás (aunque haya sido de los diseñadores de Puma). Me gustó la estética gótica, la coherencia de las pasadas y que en cierto sentido puede relacionarlo con Rihanna. En cambio de Yeezy, qué podemos decir, es una reinterpretación de las dos temporadas anteriores. Lo que no estaría mal si hubiera sustancia y concepto detrás o por lo menos un proceso de evolución interesante. A decir verdad más que una presentación de colección se trató del lanzamiento de "The Life of Pablo", su nuevo disco en el que aprovechó para tirarle palos a Taylor Swift y generar más polémica y prensa por todos lados, como a Kanye le gusta.
Pero vamos a lo interesante. Qué pasa con los diseñadores que realmente tienen la moda como un medio de vida y tienen que cambiar su horario en la grilla a último momento para que no coincida con "Yeezy" o "Fenty". ¿Cómo se compite con ese poder de convocatoria y prensa?
¿Y cómo hacen los nuevos diseñadores que ya tienen la ardua tarea de hacer todo funcionar desde el principio para hacerse notar para competir con estas super-potencias? La respuesta es siempre el boca a boca, el misterio y lo que es mejor: haber trabajado para una casa importante. Ese el caso por excelencia de Sies Marjan, antiguo diseñador de cabecera de Dries van Noten que presentó su colección debut en una locación impactante, con un desfile al mando de nada menos que de Alex De Betak. Nada mal para un principiante. Tampoco se puede subestimar la presencia de Anna Wintour en la primera fila. Objetivo que no cualquier marca es capaz de cumplir, aún después de años de presencia. Sander Lak, su director creativo lo logró con creces. Géneros lujosos, estampados florales intercalados con motivos abstractos y colores plenos como el amarillo. Sin duda se ve un poco de Dries en el estilo de Sander pero con una fuerte impronta personal. 
Monse fue otra de las marcas jóvenes que tuvo un gran lanzamiento en esta edición. Laura Kim y Fernando Garcia -dúo que solía trabajar para Oscar de la Renta- mostró una propuesta tanto armoniosa como original, pero con un aire de simpleza que la vuelve perfecta para un vestuario diario. Claro que siempre ayuda tener a estilistas como como Erin Walsh y Kate Young de tu lado y a Jaime King en la primera fila.
¿De qué lado estás? ¿Te divierte el show Yeezy-Fenty o te quedás con lo nuevo y desconocido? 

1 comentario :

If you make it, make it proud!

Pin it!