3.25.2015

¡Lúmina did it again! Opinamos de todo.


La selfie clásica de back con mi amiga Rubia Mala
Colección Maiaan Terdiman



Victoria Velázquez



Mathias Maghini, foto Rosario Terra


Colección Nico Galván


Colección ganadora, Emiliana Goncalvez- Foto cortesía Rosario Terra.

Hace ya algunos años, en los comienzos de mi carrera en la facultad, un profesor nos dijo a mí y a mis compañeros: "Si en unos años no se horrorizan de lo que estás haciendo ahora, preocupense". Obviamente tenía toda la razón y por suerte eso es solo prueba de la necesidad que todos tenemos de evolucionar. Emociona ver ese proceso y los sueños involucrados. Aunque casi siempre sea duro, la recompensa lo vale. 

 Ese es el caso de Lúmina, 5 nóveles diseñadores se exponen por primera vez ante el gran público para encontrar su lugar en el diseño y la moda. ¿A qué voy con todo esto? Que seguramente este el comienzo de algo mucho más grande y quizás, como haya pasado en otros casos anteriores, un gran camino de evolución les espera en esto que es la búsqueda de la identidad. Por su parte haber quedado seleccionados para Lúmina es un buen augurio. 

Victoria Velazquez, Nicolás Galván, Mathías Maghini, Maiaan Terdiman y Emiliana Goncalvez fueron los elegidos en esta oportunidad, cada uno diferente y con un estilo personal definido. Lo que más me gustó es que cada uno a su manera me dejó una impresión de la que puedo escribir hoy; ninguno fue olvidable (que es lo peor que te puede pasar). Mejores o peores, son relevantes y fieles a sí mismos. 
Eso es algo que se tiene o no. 

Empiezo hablando de Nico Galván que es a quien más conozco. Me viene a la mente cuando presentó su primer fashion film para un festival que organizó Pablo Gimenez y terminó ganando una mensión especial, allá por el 2011. ¿Saben qué? Pude reconocer la misma estética y sensibilidad en ese momento así como en esta nueva colección de Lúmina. Un estilo rococó y teatral que lo distingue y lo transfiere a cualquier cosa que haga. Yo busco eso en la moda, algo que me haga soñar y me traslade a lugares diferentes. Esos bordados y estampas  me hicieron soñar.
A Mathias Maghini lo conozco como un multi-tasker todo terreno. Te maquilla, te peina, te hace el estilismo y te diseña el outfit; te hace la comunicación como frutilla de la torta. Me gustó ver looks modernos, sintéticos y despojados. Su colección Guidaí me recuerda a las épocas en la que la mujer necesitó un cambio obligado de vestuario porque las circunstancias le requerían ser fuerte, pero siempre chic y transgresora. De ahí las referencias a lo militar y el tono general de sus estilismo y prendas. En su puesta en escena se mostró su oficio.
Victoria Vazquez apostó por lo diferente. Bien es sabido el desafío que tiene la mujer embarazada en el vestuario diario, que a veces hasta para las celebridades, con un equipo dedicado a eso, es difícil de lograr con éxito. Ella lo logró.
Después de superar la impresión de ver a algunas modelos amigas embarazadas, me pude concentrar en los estilismos. Mi detalle preferido: la aplicación de estampados, tan peligrosos si no se saben usar bien (¡hola Kim Kardashian!). Ella lo consiguió a través de sus cortes y siluetas. Victoria ganó la mención especial y fue la favorita del público.
Maiaan Terdiman, por su parte invocó a la magia y a las brujas. Si se inspiró en Jóvenes brujas, una de mis películas favoritas de la adolescencia, se ganó mi corazón. Los detalles en las caras de las modelos me hicieron acordar al último desfile de Givenchy donde los rostros de las modelos también fueron intervenidos.
Por último la ganadora, Emiliana Goncalvez. Me empezó a entusiasmar cuando sus looks coloridos empezaron a salir. La mujer oriental sale al poder y se reinventa. Me gustó el uso de equipos de prendas fácilmente usables por separado y sus estilismos logrados en conjunto.  
¿Qué me dicen uds? ¿Cuál fue su colección preferida? Más allá de gustos y preferencias, qué placer da ver un Lúmina que crece y evoluciona. Brindemos por eso.

3.17.2015

My little vintage dress


Blureadas disfrutando

Chiara, la novia, espléndida con vestido de Gino Bogani


Con Gino Bogani, el autor del vestido de la novia y nuestras caras de feliz cumpleaños.




Este sábado pasado fui convocada por el casamiento de una amiga y fabulosa IT girl uruguaya, Chiara Defféminis; tambíen conocida por ser la ex diseñadora de KBardot, marca pionera en el diseño de autor local.
Uno de los fuertes a resaltar fue el look de la novia, un vestido de corte y detalles románticos por el diseñador argentino Gino Bogani, pendiente en cada paso de que todo saliera a la perfección. Obviamente no faltó el momento cholulo de la noche en el que todas queríamos sacarnos una foto con él; mi cara de feliz cumpleaños es clara prueba de la felicidad del momento. 
En cuanto a mí, me decidí por un vestido bordado vintage adquirido en Beacon´s Closet. En mi opinión, uno de los Vintage Stores más rendidores de NYC ubicado en Green Point. Lo combiné con zapatos negros con detalles en dorado de Top Shop y un pequeño clutch al tono; el vestido no necesitaba mucho más. Cuando el clima lo pidió le agregué una campera de cuero negra; que nunca está demás decir lo imprescindible y comodín que puede llegar a ser.
Siempre es lindo juntarse con amigos, sobre todo cuando el estilo y el amor se sienten en el aire.
¡Feliz Martes!



3.02.2015

"TREND IS A DIRTY WORD"

Dolce & Gabbana Fall 2015 RTW via Style.com

Dolce & Gabbana Fall 2015 RTW via Style.com

Dolce & Gabbana Fall 2015 RTW via Style.com

Dolce & Gabbana Fall 2015 RTW via Style.com

Moschino Fall 2015 RTW via Style.com

Moschino Fall 2015 RTW via Style.com

Moschino Fall 2015 RTW via Style.com
Moschino Fall 2015 RTW via Style.com
Moschino Fall 2015 RTW via Style.com

Prada Fall 2015 RTW via Style.com

Prada Fall 2015 RTW via Style.com

Prada Fall 2015 RTW via Style.com



 "Tendencia es una palabra sucia" dijo Anna Wintour hace algunos días a Tim Blanks, y en este caso no podría estar más de acuerdo con su opinión. La tendencia es lo aburrido, lo que todo el mundo repite y se atreve a usar por repetición. Muy diferente es la identidad, algo que se construye con declaraciones a través de cada colección o prenda que se pone arriba de la pasarela. La tendencia justamente es lo opuesto a la identidad, es lo que hace la diferencia entre una persona que se destaca o brilla y una totalmente olvidable y aburrida. Es lo que distingue a lo original del simple copy-cut. Al igual que con las personas esto pasa con las marcas. Es refrescante cuando una marca tiene clara su construcción de marca y lo que varía es la visión o interpretación que le da cada diseñador. Creo que no hay mejor época para hablar de esto que en el mes de la moda, donde me encontré bastante aburrida por el NYFW (Rescato ampliamente a DelPozo) y gratamente sorprendida y entusiasmada con el la semana de la moda de Milán.
Esto lo puedo relacionar directamente con las recientes palabras de Marc Jacobs a Susy Menkes donde se refirió a la falta de sustancia de los nuevos diseñadores en New York. No lo digo yo, lo dice Marc.
No hace falta ser muy perspicaz para reconocer en un abrir y cerrar de ojos una prenda de Versace, que seamos más o menos fans, tiene una identidad construida (mayormente en los 90´s) sinónimo de permanencia y audacia. Otro caso es el de Moschino y Jeremy Scott. La grifa italiana representa la diversión y el juego por excelencia en la industria de la moda y su líder creativo fue el encargado de exprimir estas cualidades al máximo. Lleva la moda hacia la cultura popular de un modo que evoluciona de colección a colección, primero lo hizo con íconos como McDonald´s o Barbie. Ahora con la cultura del graffiti, hip hop y los 90´s, también añadió a los Looney Tunes en el medio, lo que no fue tan necesario en mi humilde opinión. Pero seguimos hablando de marcas que construyen momentos memorables y con ello a sí mismas.
Prada es otra de las marcas que más que ninguna juega bajo sus propias reglas  y es constructora de íconos insuperables en cada temporada. Solo queda decir que el año pasado nos cansamos de ver colores pastel en los street styles de la semana de la moda y Miuccia nos dice que hay otra manera de usarlos, mucho más cool, a la manera de Prada y su universo de búsqueda y visión única de la belleza.
Dolce Gabbana es otra que dentro de su estampa barroca nos brinda mensajes fuertes que hablan del mundo de hoy y de la gran herencia familiar Italiana. Emociona la transmisión de declaraciones fuertes y simples que le llegan a cualquiera con una aplicación tan impecable. Si pensamos en Italia fácilmente nos viene a la cabeza una mesa llena de gente comiendo y hablando en voz alta; la imagen de la familia y por ende la madre creadora a la que en esta temporada se le brinda homenaje. Podría hacer un post aparte sobre esta temática a partir de cada grifa que estoy mencionando, allí es donde está la verdadera riqueza y valor. Es como todo en la vida, se puede ser dueño y decisor de nuestro propio estilo de vivir o tan solo un follower que sigue tendencia y va con la corriente. Siempre se tiene la opción de elegir.

Pin it!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...